Con sesenta y no sabe comer pollas

129 vistas

Descripción:

A punto de cumplir los sesenta años, esta casada ya debería saber que donde no hay no hay, y que si a estas alturas aún no sabe hacer mamadas en condiciones, ya poco se puede hacer. Sin embargo, ella sigue insistiendo, y cada vez que tiene sexo con su marido insiste en comenzar los preliminares metiéndose su rabo en la boca. Desde luego, no se puede decir que no sea perseverante, pero no se le acaba de dar bien, aunque su marido disimula y cada vez le asegura que lo hace mejor; incluso le hace el favor de correrse en su boca de vez en cuando, ¿o es que a lo mejor no es tan mala como parece?

Videos