Otra madurita más que se nos presta a complacernos

1.207 vistas

Descripción:

Esta secretaria ya no sabe cómo atender a su jefe y su mejor compañero de trabajo. Dos tipos que la tienen calada desde el principio, desde cuando entró a trabajar. No paran de hacerle insinuaciones deshonestas que cualquier otra mujer rechazaría por el simple hecho de no valorar su trabajo como secretaria en la oficina de la empresa, pero que ella se da cuenta de qué es una forma de aprovecharse de la vida al encontrar sexo fácil y gratis además de optar a tener ciertas posibilidades de ascender en su trabajo. La cosa es muy sencilla, ellos quieren sexo, ella también. Ella quiere agradar y conseguir avanzar en su trabajo y además conseguir llegar a casa con la satisfacción personal de llegar hecha polvo intentando cumplir con sus tareas laborales y además con sus tareas de satisfacer a su jefe y a sus compañeros de trabajo. Lo mejor que puede hacer para conseguir mantener a todos satisfechos, es dejarse subir la falda y bájarse las bragas para ser atendida por delante y por detrás con dos vergas enormes para poder disfrutar en todos los sentidos en su trabajo, tanto fuera como dentro de la empresa. Ni que decir tiene que están completamente a gusto con su entrega y disposición personal. Hoy en día ya no se encuentran maduritas como esta totalmente entregadas y abnegadas por conseguir destacar de la forma que sea necesaria para conseguir trabajo y sexo a partes por iguales y de forma totalmente gratuita. Bueno no, de gratuita nada, consigue trabajo, posicionamiento en la empresa, prestigio, y además se lleva unos polvos a casa que es imposible totalmente de contar a nadie de su familia. La simbiosis perfecta para una mujer que quiere follar y dinero y unos hombres que dirigen un negocio que quieren descargar tensiones de vez en cuando con su trabajadora preferida, aunque les saque veinte años de edad.

Videos